Planificación

Urbaser Santiago de Compostela

Urbaser Santiago de Compostela

Una vez conocidos los aspectos físicos de la ciudad, la tipología de los residuos existentes en las vías de comunicación y las cantidades de residuos esperables en función del origen de los mismos, se debe planificar el servicio de limpieza viaria.

La planificación abarcará dos niveles, definición de los servicios y coordinación de los mismos.

En la definición de los servicios se concreta la:

  • división de las distintas áreas de los núcleos.
  • división de las áreas según los servicios. Dichos sectores serán compensados según el tipo de servicio asignado
  • definición del equipamiento y personal necesario para la realización de los servicios planificados

Para la definición del equipamiento se utilizarán las características de los núcleos y las cantidades y tipología de los residuos a recoger, ya que la optimización del servicio no recomienda la utilización de maquinaria en zonas que no sean adecuadas a la misma. Los datos a utilizar en esta definición se obtienen de los trabajos de campo.

Para la definición del personal se tiene en cuenta entre otros los:

  • servicios a realizar
  • rendimientos de los equipos a utilizar
  • tiempos de desplazamiento
  • tiempos muertos
  • rendimientos esperables de cada uno de los servicios

Es importante señalar que los rendimientos de las actividades de limpieza viaria son directamente proporcionales al tiempo en ellas empleado. Ej. la calidad de barrido y aspiración es más alta según disminuye la velocidad de marcha de una barredora de aceras.

De la experiencia obtenida en la contrata de limpieza de Santiago de Compostela y actualmente en explotación, se deben de dimensionar los recorridos  diarios teniendo en cuenta el nivel de residuos a eliminar, pues sólo de esta forma se pueden considerar efectivos los servicios.

La coordinación de los servicios de limpieza es la segunda labor de la planificación que tiene como objeto fundamental maximizar el potencial de los servicios anteriormente planteados, de forma que con los mínimos requerimientos de personal y equipamiento más adecuado, se consiga el nivel de limpieza deseado.